Archive for the 'Aborto' Category

¿Consenso ante la ley del aborto?

Ayer, jueves 17 de octubre se aprobó en el Congreso de los Diputados la ley de salud sexual y reproductiva e interrupción voluntaria del embarazo, más conocida como ley del aborto. Una ley que según el PSOE ha llegado a tener “un gran consenso” y un “gran debate”, desde JeL denunciamos estas palabras y aclaramos lo ocurrido.

El PSOE ha intentado aprovar e imponer una ley que permita el aborto libre en las primeras 12 semanas sin motivo alguno, y hasta las 22 con problemas de malformaciones del feto y sin límites para la grave salud de la madre. Una ley que desde el principio ha dividido a la sociedad española, una ley que desde el primer momento a levantado una gran polémica incluidos militantes y afiliados de su propio partido y de otros que han apoyado la ley.

Por eso JeL denuncia esta imposición, la imposición de una ley que hará ver el aborto como un método anticonceptivo más, que hará ver a una mujer ante un embarazo no deseado que su único destino y su deber es abortar, una ley que no respeta la maternidad, que no da ayudas a las mujeres que deseen continuar con su embarazo y que no respeta la objeción de conciencia en su gran ámbito.

Seguramente el punto más polémico de la ley es si una niña de 16 años puede abortar sin el consentimiento de sus padres y sin que estos lo sepan. Finalmente la ley contempla que al menos un progenitor de la menor lo sepa y en caso de violencia familiar no es necesario.

El principal argumento que ha hecho al partido socialista proponer esta ley es que todas las mujeres abortan bajo el supuesto de grave peligro de la salud de la madre, mintiendo así para poder abortar (en la actualidad). Por ese mismo motivo las adolescentes de 16 años podrán mentir nuevamente en ese momento alegando violencia familiar, con lo que la ley se queda como en un principio estaba propuesta.

Dice el partido socialista que se ha debatido mucho, MENTIRA, la ministra de igualdad ha escuchado y ha estado presente en más de 28 reuniones con médicos abortistas y con asociacioens promotoras del aborto, y solamente 2 reuniones con personas contrarias al aborto, 1 de ellas con una mujer que abortó quien pidió más ayudas para las mujeres embarazadas (cosa que no contempla la ley) y otra con Derecho a Vivir a quien no hizo caso y ni siquiera escuchó sus propuestas. No habiendo realizado ningún debate en la televisión, habiéndoselo pedido Gador Joya (presidenta de DAV) formalmente.

Una ley que no ha tenido consenso, por primera vez en la historia del PNV este partido obliga a sus representates en el Congreso a votar a favor de la ley, aunque su partido dice que tiene una democracia cristiana y que su gran malloría de votantes están en contra de la ley.

Por lo que no es una ley con consenso, es una ley sin fundamentos, una ley que no persigue nada más que aceptar el aborto como un método anticonceptivo más y una ley que obliga a pensar como el Gobierno quiere que pensemos. Más de 1,5 millones de personas nos manifestamos el 17 de octubre a favor de la vida, la mujer y la maternidad en contra del aborto.

Una ley que según las últimas encuestas ha hecho perder a su propio partido más de 1,5 millones de votos ( un partido que roza los 11 millones de votos, lo que supondría el 10% de los votos). Y sobre todo una ley que no tenían en su programa electoral y que se ha impuesto a la sociedad.

En cuanto a la objeción de conciencia hace poco que han dicho que se va a respetar, pero eso es falso ya que esto va a ser una objeción individual y no de todos los sectores de la medicina (los anestesistas por ejemplo no podrán objetar).

Porque entre todos podremos conseguirlo

2 millones de personas concentradas en la fiesta por la vida

El 17 de Octubre, se recordará por todo lo alto. 2 millones de personas se concentraron en Madrid, para reclamar el derecho a la vida, y apostar por la mujer y la maternidad. Una fiesta cuyo objetivo es dar a conocer al Gobierno la gran sociedad que está en contra de la ampliación de la ley del aborto que quieren aprobar. Una ley que desprotege al nasciturus, que provocará más abortos, y que en ningún caso da alternativas a las mujeres embarazadas.

La actual ley española permite el aborto en tres supuestos:
1. Malformación de feto
2. Riesgo para la salud de la madre
3. Violación

Con esta nueva ley se quiere ampliar hasta la semana 14 un aborto totalmente libre, y hasta la semana 22 en los casos especificados arriba.

Otro tema que ha causado mucho debate, y que va a contemplar la ley, es que las mujeres a partir de los 16 años puedan abortar sin consentimiento paterno, y sin que estos lo sepan, cosa que arremete contra la Constitución que expone bien claro que la mayoría de edad en España se cumple a los 18 años.


Por todo ello el 17-O era algo más que una manifestación contra el aborto… el 17-O era una fiesta por la vida, la mujer y la maternidad. Bajo el lema de “Cada Vida Importa“, bajo la organización de más de 40 organizaciones, bajo adhesión de más de 300 organizaciones, bajo el apoyo de millones de españoles y demás personas que desde otros países como Bélgica, Holanda, EEUU… han apoyado esta marcha, y ellos también se han manifestado. En fin… un hecho mundial.

Por eso JeL lo apoya, por la libertad, por el derecho a la vida desde su concepción. Por el derecho a vivir y a nacer.

JeL, colabora desde hace tiempo con Hazteoir.org y Derecho a vivir, las dos organizaciones que más han trabajado este año en defender la vida. JeL cree que hay que dar su mérito a cuantos miles de voluntarios han estado recogiendo firmas, ayudando a mujeres adolescentes, dando charlas, etc…

Vida humana en manos políticas

Hace casi un año el Gobierno anunció que iba a sacar adelante una nueva ley sobre el aborto, una nueva ley que ha dividido a la sociedad en dos (por un lado los defensores de la vida, y por otro los defensores del aborto). Pero la realidad, es que esta nueva ley no escucha la voz del pueblo.

¿Acaso una cuestión tan importante como esta puede decidirla un conjunto de personas a las que votamos cada cuatro años? Pues muchas veces estas personas son votadas por otros motivos, ¿es acaso esto una democracia?

Son muchas las asociaciones que han manifestado su contra a esta nueva ley, y otras las que la defienden. Pero no ha habido un debate sobre ella. La ministra de Igualdad, Bibiana Aído decía en una de sus declaraciones “El debate sobre el aborto si, aborto no, ya se decidió una vez”. Pero cuando en la manifestación celebrada el día 29 de marzo en Madrid y otras muchas convocatorias en otras ciudades españolas lograron congregar a medio millón de personas significa que ese “aborto si aborto no” todavía no ha sido solucionado y mucho menos llegado a un acuerdo.

¿Hay por tanto en esta ley una libertad? ¿Acaso el grupo socialista tenía este proyecto de ley en su programa electoral? ¿Acaso el PP tenía en su programa electoral votar contra una nueva ley del aborto? En las últimas elecciones por tanto, ¿ha habido engaños?

Otra de las cuestiones que más ha conmovido es esa de que las niñas de 16 años puedan abortar sin consentimiento paterno. Ni siquiera todos los políticos del partido socialista están de acuerdo en ese punto de la ley, pero ante todo callan. ¿No dice a caso la Constitución española que la mayoría de edad está en los 18 años?

Un buen amigo me decía el otro día que en verano cuando venían turistas extrangeros a España opinaban que en sus países había pocas leyes, pero se cumplían y que en España había muchas leyes, pero no se cumplía ninguna.

¿No es acaso contradictorio ese punto de la nueva ley con la Constitución española (que se supone que es la primera ley por encima de todas)? Esa es una cuestión que no debe entrar como decía la Ministra en el debate de “aborto si aborto no” si no en el debate de “¿eso se ajusta a nuestra Constitución?”

Por ello desde jóvenes en libertad animamos a todo el mundo que el 17 de Octubre acuda a la Manifestación por la Vida en la Puerta del Sol (Madrid) para que el Gobierno se de cuenta de que en esta ley no hay libertad ni democracia en caso de que no se tubiera en el programa electoral de cada partido político, y por lo tanto dejar esta ley para una nueva legislatura en la que cada partido político decida cómo actuar ante esta nueva ley, y así lo pongan en sus respectivos programas electorales. Solo en este caso habrá libertad.